Al sabor de una taza de te.

taza

¿Quién me iba a decir que en poco tiempo mis costumbres iban a cambiar tanto?

El destino es un tanto caprichoso, quizás por eso hoy el aroma estimulante de la infusión me ha devuelto a esta página hace tiempo olvidada. Y es que hasta que no inventen los posts directos desde la substancia cerebral iremos mal de tiempo o de prioridades, supongo. Porque a pesar de que el tamborileo de las teclas me relaje tanto como el líquido que ahora me inspira, también es más cierto que se necesita más disponibilidad temporal para dar por concluído tan placentero momento.

Y es archiconocida mi costumbre de ir debiendo tiempo y mi juego de pitopitogorgorito a la hora de elegir esa tarea olvidada a la que hoy voy a dedicar un instante de mi valiosa atención.

Un instante digital, como el de hoy. Para echar un vistazo rápido a aquellos que lejos he ido enlazando por el camino, sin que ellos sientan la presión de ese interes.

Es lo que tiene la web. No se puede pretender lo que no es y por ello siempre he tratado de disfrutar el momento aunque no siempre ha sido correctamente interpretado.

Ay, tengo que apuntar otro pendiente. La unidad cental de procesamiento necesita que me pare otro rato y revise porque no es nada como ayer, que es un decir. Quien dice ayer dice antes de ayer y para las actualizaciones eso es un siglo.

Se acaba la taza y con ella ese vapor que condensaba mi pensamiento.

Prometo volver aunque no se ni cúando, ni cómo ni porqué.

(Siento las faltas pero el corrector tampoco va, ay güinsss tenemos un problema…)

Anuncios
Published in: on febrero 20, 2015 at 12:47 pm  Dejar un comentario  

Esa hoja caduca que todos los años se deja caer ante mi con ironía.

Tanta

Es sorprendente la terquedad de esa hoja que a pesar de caer una y otra vez, víctima del capricho de la madre natura, vuelve de nuevo a intentarlo año tras año. Y yo con ella sigo el mismo camino. Y, tal que ayer, vuelvo mis ojos a su contorno, viéndola de nuevo desfallecer. Aún así soy incapaz de pensar que no es de nuevo ella, que se asoma y que se esconde. Al igual que yo voy y vengo día tras día por el mismo camino y repito el gesto de elevar mis ojos a su morada habitada unas temporadas y otras ausente. Hoy, sin darme cuenta, le he comentado en voz alta:

-“Es desesperante la rutina, amiga.”

Mientras mi venerada compañera curvando su borde hacia arriba, pizpireta y a la vez exhausta, ha caído a mis pies.

Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos.

En esta vida on-line llena sobretodo de risas y bromas, hay momentos en que un click hace que todo cambie y sin saber ni cómo ni porqué las lágrimas cobardes asoman a competir con las risas.

Hoy es una madrugada de esas en que me es imposible retirarme sin dejar esta pesada carga en algún lado.

Un enorme corazón que por mucho que intento arropar siempre hay quien sin quererlo o sin saberlo lastima. No los culpo, yo todo lo hago con la mejor intención posible. El resto seguro que actúa del mismo modo.

Malentendidos unas veces, encontronazos en otras, silencios… siempre me duele sobre todo el silencio porque creo que hablando siempre podemos acercar posiciones.

No quiero que nadie lastime a mi indefenso corazón por eso lo protejo contra viento y marea.

¿Me acusas de ser esquiva, despegada y mil calificativos parecidos?

Pues esta es la única razón.

Esas lágrimas que pocas veces son capaces de ganarme la batalla cuando yo llevo el mando, delante de esta pantalla líquida… siempre triunfan.

Nada que no se pueda solucionar con un par de tiritas y unas horas de sueño.

Buenas noches ozú!

Published in: on julio 27, 2012 at 2:18 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , , , ,

Asusta pensar que acaso las admiraciones más sinceras que tenemos son las de personas que no nos han comprendido.

La red la construimos personas, inevitablemente siempre dejamos algo personal en las páginas que frecuentamos, somos una muestra representativa de la sociedad y como tales se dan todo tipo de reacciones.

Si a esa misma red le añadimos el calificativo de social implica la relación de unos con otros y siendo tan dispares en nuestras formas de ser, no tardan en llegar los malentendidos.

Muchas veces esos malentendidos son generados por auténticos provocadores, que con su actuación diabólica dan al traste con el buen ambiente de blogs, foros y salas de chat.

Nunca he entendido que sacan de la confrontación con los demás participantes, ni el porque de intentar arruinar reputaciones con falsas acusaciones, ni el porque de que den a conocer datos personales, fotos y falsos testimonios. Una manzana podrida en un cesto lleno es capaz de arruinar el pedigrímás selecto. Porque si bien es cierto que la mayoría de los usuarios vemos la conexión como un acto lúdico y por tanto a la primera amenaza lo normal suele ser pinchar en la cruz y a otra cosa mariposa.

“No hay mejor desprecio que no hacer aprecio” es la máxima que siempre me han aconsejado seguir en tales casos. Si se lleva a cabo lo normal es que los saboteadores aburridos de no conseguir su objetivo renuncien a la batalla…

Pero esa es la teoría, la práctica indica sembrar la discordia es la forma de lograr que participe toda la concurrencia, en fin… El mundo estaba antes de nacer yo y seguirá cuando yo ya me haya ido, y las cosas seguiran siendo de una forma sobre el papel y de otra sobre la marcha.

Pd. Mi intención primera había sido otra, la de hablar justo del tipo contrario de personas por eso el título…

Pero el teclado siempre tiene vida propia y escribe con mis dedos lo que le da la gana.

Mil perdones…

Published in: on agosto 27, 2011 at 2:15 am  Dejar un comentario  

La independencia siempre fue mi deseo; la dependencia siempre fue mi destino.

Principio de Emergencia: Si mantienes la calma cuando todos pierden la cabeza, sin duda es que no has captado el problema.

Cuatro de la tarde, de un día cualquiera de un domingo cualquiera…

Suele ser un momento desesperante sobre todo cuando el buen tiempo se encarga de tentarnos con otras opciones, más apetecibles que la de conectarse a un mundo que no existe.

Y digo suele ser…

La pantalla de registro siempre se me ha antojado como un gran tobogán por el que te deslizas sin frenos hacia la incertidumbre de no saber con lo que te encontrarás.

Diecisiete participantes…

¿Estoy soñando?

Lo habitual es que aparezca en un desierto del cibersahara o en alguna pequeña isla apenas habitada por unos cuantos sobrevivientes que como yo han sucumbido a las tentaciones del destino.

Lo primero saludar, requisito de cortesía siempre que se accede a un sitio público…

Mi saludo casi se pierde, hay demasiada tensión en el ambiente como para recaer en que alguien nuevo se incorpora al grupo.

Las palabras pasan silbando a mi alrededor como certeras flechas directas hacia la diana.

-“¿Qué pasa?”

+”No sé, llevo un rato leyendo y aún no me he enterado de nada.”

-“¿Un rato? ¡Yo llevo más de cuatro años así!”

Nunca he entendido que las diferencias personales tengan que limarse en público.

Puedo entender que unas personas te sean más afines que otras, pero hasta tal punto de involucrar al resto en esas pequeñas desavenencias… nunca lo acabaré de asumir.

Problemas de convivencia que enrarecen el ambiente y que inconscientemente te exigen posicionarte.

Mantener la independencia es una actitud poco valorada en estos casos.

Imagino que en ambos frentes tendrán sus razones y por eso las defienden con tanta pasión, pero a mis ojos son tan validos unos como otros.

Me alegro cuando me los encuentro y trasmito mi alegría con mi saludo y me entristece saber que se desconectan y que nunca sabes a ciencia cierta cuando te los volverás a cruzar.

La virtualidad tiene esos caprichos…

Intento comprender sus razones, olvidando que el enemigo es amigo para mi.

Imaginándome que me hablan de un desconocido.

Alguna vez he intentado interceder, pero cuando no hay intención de acercar posiciones, es inútil, lo único que logras es los rivales acaben odiándote a ti.

En finsss, más de lo mismo.

Les tengo tanto cariño que me es imposible desaparecer.

Y por eso vuelvo a tropezar una y otra vez con la misma piedra.

Lo siento, pero es superior a mi.

Aunque muchas veces se nos olvide detrás de cada nick hay una persona que siete y padece.

Unas veces se exterioriza con letras y otras se ahoga en los silencios.

Me despido con esta idea:

“Si el problema tiene solución, preocuparse no vale de nada y si el problema no tiene solución no vale de nada preocuparse”.

¡Qué fáciles son las teorías!

Published in: on julio 27, 2011 at 2:43 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Eres un pilar en mi, no me dejes que no podria vivir sin ti.

Y llega un momento en que … todo se tambalea.

Windows Live da por finalizada su aventura de acercanos al mundo de bitácoras y blogs y a mi me pilla con la despensa repleta y sin saber como empaquetar mis cosas.

WL apuesta por otras actividades más sociales y que la verdad, a mi me parecen una pérdida de tiempo. Ha desaprovechado la oportunidad de ser el primer formato al que tenemos acceso, y en vez de luchar para demostrar que los spaces son unos blogs incomparables en prestaciones y conectividad, ha preferido tirar la toalla sin más.

Y aquí me encuentro, con una de mis antiguas entradas, cuyo título conservo pero que prefiero dar otro contenido.

Mi space fue mi primer pilar, mi desfiladero particular, a partir de hoy no es más que un wordpress más en una jungla recóndita. Una botella naufragando en un mar que aún no ha aprendido a reciclarlas.

Así que tendremos mantendremos el principio y modificaremos la trayectoria del cuento…

“…Había una vez una usuaria novel, que sin saber ni cómo ni porqué recibió sin ninguna explicación un espacio virtual propio. Con inseguridad y miedo fue dando sus primeros pasos y el tiempo y la curiosidad consiguió el resto. Y fue el destino y las ganas de saber cómo y porqué las que decidieron que acabase en esta ubicación.
Este cuento aún no ha acabado así que postpondremos el colorín colorado…”

Published in: on noviembre 16, 2010 at 1:01 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , ,

Qué extraño es esto del amor, ¿por qué preguntan a una flor?

bla, bla, bla...

Hoy me quiero atrever con un tema complicado.

El del amor en la red.

Internet se ha convertido en un medio más a nuestro alcance para relacionarnos y es inevitable que del roce se haga el cariño.

Más sencillo no puede ser, chats, messenger, blogs, foros y redes sociales entre otras nos conectan a muchos usuarios entre si.

Desde que descifré el significado de la palabra “nick” he leído hasta la saciedad eso de “no busco amor, tan sólo amistad”, y en el transcurrir de los días no sé si se dice con sinceridad. O simplemente es una puerta que no se cierra nunca pero que tampoco se abre así sin más ni más.

Ante mi pantalla se han formado y desecho un número incalculable de parejas y otras más que me habrán pasado desapercibidas, porque en cuestiones de dos… no creo que haya que llamar a terceros a opinar. Aunque como es un recurso para desahogarnos tarde o temprano acaba llegando a tus ojos, como el amor, sin quererlo los detalles de como se producen algunos de los casos.

Sí que he notado un hecho curioso, que las parejas que se forman a través de este medio, una vez consolidadas tienen un celo especial. Perciben la amenaza de la red de forma más intensa que el resto de usuarios.

Vamos es mi opinión personal, un viacrucis diario, en el que en muchas ocasiones me llevo mal rato y del que se forman malentendidos difíciles de aclarar ante secretos pactos de silencio.

Hace poco leí en un blog una entrada que me llamó la atención. Versaba sobre anécdotas de una cuadrilla de amigos. Una se me quedó grabada. Uno de sus componentes se definía abiertamente gay y describía un comentario que había tenido que hacerle a otro compañero que sentía la obligación de demostrar que era un “machito” cuando coincidían juntos, como si temiese que si no adoptase esa postura alguien pudiese sospechar que fuese contagioso o tuviese miedo de que el muchacho sintiese tentado ante su persona.

Un día le aclaró la situación diciéndole que no tuviera miedo, que no era su tipo. Pero que en el supuesto de que un día sintiese cierta atracción, lo cual no era el caso, no era ningún lobo depredador. Que él no se iba a comportar como el “machito” hacia con toda mujer que se le ponía delante.

¿Por qué será que el ladrón siempre piensa que todos son de su condición?

Published in: on febrero 20, 2010 at 9:56 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , ,

Cuando menos te lo esperas el pasado puede venir a remover el presente, y nunca sabes a donde te va a llevar, sólo puedes confiar en que sea un sitio al que deseas ir.

Sobre cuentos de hadas al otro lado de la pantalla.

Sobre cuentos de hadas al otro lado de la pantalla.

Hoy me vino a la cabeza un recuerdo.
Una persona que ya creía olvidada.
Me refiero a Vane. Llegué a conocerla muy bien a través de un montón de fotografías que había ido colgando en un space a lo largo del tiempo.
Era uno de los primeros blogs que veía y aún no comprendo el motivo de que me enganchase a volver una y otra vez para seguir sabiendo de su vida.
Mas tarde descubrí que tenía una página anterior donde recogía fotos hasta su boda.
A partir de ahí, en ese pequeño pedazo del ciberespacio colgó las fotos de su boda.
Su viaje de novios por Europa, hasta tenía fotos en los San Fermines…
Creo que era de nacionalidad mexicana, cuando se casó Paulina Rubio recuerdo que las fotos que vi en la revista me hicieron evocar el enlace de esta muchacha.
Son curiosas las tradiciones de cada país, diferentes pero al fin y al cabo, tan iguales.
Fotos y más fotos, reuniones con amigos, navidades, embarazos (dos ) mes a mes.
Los dos partos con centenares de fotografías que casi una se siente madrina de esos dos niños, creo que se llamaban Mia y Santiago.
El ya tenía una niña de una relación anterior o eso deduje por las fotos.
Un día Live Spaces actualizó y perdí el contacto.
De pronto el acceso se vio restringido, quizás debido al modulo Windows Media que dio tanto la lata.
La cosa es que no llegue a dejarle ningún mensaje, es curioso, que me sintiese tan cerca de ella y a la vez me diese vergüenza presentarme.
Hoy lo lamento, jamás imaginé que podría tener un final tan drástico esta historia.
Aún no sé como me ha venido a la cabeza hoy justamente el recuerdo de esta familia. La verdad es que su vida era como un cuento de hadas, por lo menos así se veía desde mi pantalla.
Anécdotas on line, conoces a un montón de personas por este medio, por eso me da rabia que sólo se reflejen los malos ejemplos y pocas veces los que merecen la pena.
Imagino que la página les servía para mantenerse en contacto con sus familiares y que así podrían compartir desde la distancia su día a día.
Y eso hacía yo también, aprovechando que los permisos eran públicos.
Por eso hoy después de pensar en aquellos meses, he querido reflejarlo por escrito. Para que quede constancia que la red no sólo tiene peligros sino que a veces puede mantenernos en contacto a unas personas con otras en diferentes partes del mundo.
Me hubiese gustado que tuviese un final feliz y que habríamos podido mantener alguna clase de contacto porque durante un tiempo fueron como unos familiares más y me preocupaba y me alegraba por como les iban las cosas.
Les deseo mucha suerte donde quieran que estén.
Creo que se la merecen.
Gracias Vane por permitirme, a través de aquellas imagenes que tomabas para los tuyos, disfrutar de lo que a mi me parecía una vida de cuento de hadas.

Published in: on septiembre 1, 2009 at 7:34 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

La soledad es el regalo que obtenemos al seguir un camino distinto al concepto de nuestras vidas.

holding_hands

La soledad y la libertad caminan de la mano.


Un día tendiste tu mano para ayudar a la mía a caminar…
Yo la acepté sin dudarlo, sin pensarlo, no me gusta la soledad del camino cuando no tienes junto a quien caminar.
El camino se hace largo, dice Revolver:

“No busqué jamas un dios para rezar o en que
creer ni siquiera una aventura que contar no
busqué mujer a la que engañar o que
creer sólo quise una autopista que cruzar

El camino se hace largo el camino se hace duro
cuando no hay nadie contigo al caminar las
distancias son eternas y los días infinitos y si
el sol sale o no sale te da igual

Uh, uh, destino tú que sabes ir ven y
llévame uh, uh, destino de los cielos al
infierno en un amén.

Pero a veces unas cuantas, uno tiene que partir
sin saber muy bien cual es la dirección por
que el caso es agarrar en marcha el próximo
tren aunque sea en el ultimo vagón

Uh, uh, destino tú que sabes ir ven y
llévame uh, uh destino de los cielos al
infierno en un amén”.

Hoy esa mano aprieta más de lo que me es posible soportar.
Y sintiéndolo mucho… tengo que retirar la mía, porque me duele más su apretón sin motivo que el daño que me hace estar sola.
La soledad siempre ha sido mi compañera de viaje de uno a otro andén.
No sé donde estará mi próxima estación.
Quizás seas tu mi destino, hasta entonces…
Buen viaje!

Published in: on junio 10, 2009 at 12:56 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

El problema es que a menudo la mente es sencilla y los gustos son complejos.

Tu y yo.

Tu y yo.

El secreto de la felicidad es tener gustos sencillos y una mente compleja, el problema es que a menudo la mente es sencilla y los gustos son complejos.

Lo confieso…
Soy géminis.
Bueno yo tenía intención de serlo, pero decidieron por mí.
Les pareció que mi idea de ponerme rebelde desde antes de nacer había que atajarla y cuanto antes mejor.
Así que… nací un 21 de Mayo.
Según unos horóscopos soy tauro y según otros géminis.
Tengo lo malo de los dos signos y no se si alguna de sus virtudes.
Para hablar de lo bueno es mejor dejarles a los demás que yo ya soy bastante crítica para lo malo.
Tengo un pepitogrillo en mi cabeza que me dicta donde y cuando me equivoco.
Es un martirio vivir siempre al lado de una voz que psicoanaliza cada uno de tus actos.
Tiene de bueno que no se siente una tan sola pero a cambio tengo que pagar el canon de la inseguridad que esa conciencia me provoca.
Pues eso… ya sé que no es escusa…
Mi intención fue desde un primer momento ser géminis.
Así que ahora apechugar con estas dos angelitas.
Malhena y yo…
Por lo menos… espero que no se apunten más.
¡Que conste en acta !

Published in: on mayo 20, 2009 at 12:51 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , ,