Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos.

En esta vida on-line llena sobretodo de risas y bromas, hay momentos en que un click hace que todo cambie y sin saber ni cómo ni porqué las lágrimas cobardes asoman a competir con las risas.

Hoy es una madrugada de esas en que me es imposible retirarme sin dejar esta pesada carga en algún lado.

Un enorme corazón que por mucho que intento arropar siempre hay quien sin quererlo o sin saberlo lastima. No los culpo, yo todo lo hago con la mejor intención posible. El resto seguro que actúa del mismo modo.

Malentendidos unas veces, encontronazos en otras, silencios… siempre me duele sobre todo el silencio porque creo que hablando siempre podemos acercar posiciones.

No quiero que nadie lastime a mi indefenso corazón por eso lo protejo contra viento y marea.

¿Me acusas de ser esquiva, despegada y mil calificativos parecidos?

Pues esta es la única razón.

Esas lágrimas que pocas veces son capaces de ganarme la batalla cuando yo llevo el mando, delante de esta pantalla líquida… siempre triunfan.

Nada que no se pueda solucionar con un par de tiritas y unas horas de sueño.

Buenas noches ozú!

Published in: on julio 27, 2012 at 2:18 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , , , ,

Qué extraño es esto del amor, ¿por qué preguntan a una flor?

bla, bla, bla...

Hoy me quiero atrever con un tema complicado.

El del amor en la red.

Internet se ha convertido en un medio más a nuestro alcance para relacionarnos y es inevitable que del roce se haga el cariño.

Más sencillo no puede ser, chats, messenger, blogs, foros y redes sociales entre otras nos conectan a muchos usuarios entre si.

Desde que descifré el significado de la palabra “nick” he leído hasta la saciedad eso de “no busco amor, tan sólo amistad”, y en el transcurrir de los días no sé si se dice con sinceridad. O simplemente es una puerta que no se cierra nunca pero que tampoco se abre así sin más ni más.

Ante mi pantalla se han formado y desecho un número incalculable de parejas y otras más que me habrán pasado desapercibidas, porque en cuestiones de dos… no creo que haya que llamar a terceros a opinar. Aunque como es un recurso para desahogarnos tarde o temprano acaba llegando a tus ojos, como el amor, sin quererlo los detalles de como se producen algunos de los casos.

Sí que he notado un hecho curioso, que las parejas que se forman a través de este medio, una vez consolidadas tienen un celo especial. Perciben la amenaza de la red de forma más intensa que el resto de usuarios.

Vamos es mi opinión personal, un viacrucis diario, en el que en muchas ocasiones me llevo mal rato y del que se forman malentendidos difíciles de aclarar ante secretos pactos de silencio.

Hace poco leí en un blog una entrada que me llamó la atención. Versaba sobre anécdotas de una cuadrilla de amigos. Una se me quedó grabada. Uno de sus componentes se definía abiertamente gay y describía un comentario que había tenido que hacerle a otro compañero que sentía la obligación de demostrar que era un “machito” cuando coincidían juntos, como si temiese que si no adoptase esa postura alguien pudiese sospechar que fuese contagioso o tuviese miedo de que el muchacho sintiese tentado ante su persona.

Un día le aclaró la situación diciéndole que no tuviera miedo, que no era su tipo. Pero que en el supuesto de que un día sintiese cierta atracción, lo cual no era el caso, no era ningún lobo depredador. Que él no se iba a comportar como el “machito” hacia con toda mujer que se le ponía delante.

¿Por qué será que el ladrón siempre piensa que todos son de su condición?

Published in: on febrero 20, 2010 at 9:56 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , ,

Nuestras ilusiones nacen en el arcoiris con sus colores alegres y tristes, nos acompañan a un infinito de felicidad.

De mil colores...

De mil colores...

De mil colores…
Como variada es la paleta de personajes que nos juntamos en ozú.
Me gusta observar a la gente siempre que puedo.
Aquí es más difícil.
Sólo mostramos de nosotros aquello que queremos que se sepa.
Y ofrecemos según nuestras posibilidades.
Yo no tengo gran cosa con la que sorprender, ni nada nuevo que enseñar…
Pero quizás por eso mismo supuse que iba a ser más fácil.
Ozú ha sido conocido sobre todo por su chat.
Yo hasta hace poco no sabía que se ofertaban mas servicios.
Y por eso pensé que quizás la razón de que no participásemos en los blogs pudiera ser porque nos asustase el tecnicismo.
Y creí que animándome a crear algo sencillo, podría motivar a que se aventurase más gente de esos que como yo son asiduos a esta página.
Pero reconozco que a la hora de elegir entre las dos ventanitas que salen cuando te conectas… salimos perdiendo.
Porque para cuando te das cuenta de que tienes otra pestaña con la oferta de ozú, si no la has cerrado nada más iniciar el chat…
Seguramente ya no tendrás tiempo.
Ese había sido mi deseo inicial…
Que hubiese alguna forma de crear una verdadera comunidad entre los que somos asiduos de este espacio.
Participar escribiendo en un blog no es nada difícil, ozú facilita plantillas, la verdad es que aún no he investigado si luego puedes modificarlas a tu gusto.
Creo que es lo menos importante, son las formas.
Sino la oportunidad de ser escuchado.
A veces te da la sensación de que nadie oye.
Pero la realidad es que estamos ahí con la oreja puesta y sólo esperamos oir algo que nos motive para responder.
O por lo menos así pienso yo.
Todo el mundo tenemos una opinión sobre todas las cosas, por muy sencilla que sea, pero a veces nos da vergüenza por la simplicidad de los argumentos exponerla.
Me gustaría que hubiese más ideas sencillas a mi alrededor…
Historias del día a día a las que podernos aferrarnos.
Me gusta más observar que exponerme a ser analizada, pero si no me arriesgo es inútil que tenga éxito en mi propósito.
Por eso quiero animar a cualquiera que por azares del destino tenga la oportunidad de leerme a participar en esta iniciativa.
Es fácil para muestra un botón.
Si aún tienes alguna duda que yo pueda resolver me ofrezco amablemente aunque mis conocimientos son muy limitados.
Ahí dejo tirado el guante.
¿Quién se anima a recogerlo?

Published in: on diciembre 10, 2008 at 12:44 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , , , , , ,

Cuando cambias de ver las cosas, las cosas que ves, cambian.

Solitaria

Prisionera tras la pantalla.

Buenas noches…
Decía hace ya, no recuerdo qué, no cómo, ni porqué.
No sé porque las noches que no me siento bien son las que me apetece escribir de estas cosas.
El chat es un espacio a veces tan inhóspito…
Cuantos malentendidos se dan.
Una entra con sus buenas intenciones a pasar un buen rato, a charlar de banalidades y siempre hay quien se toma a mal cualquier tontería que se dice.
En esas ocasiones, se me olvidan las razones que me impulsan a rellenar la casilla del nick.
Cuantos malentendidos en un medio en el que son fáciles los encontronazos.
Sólo leemos palabras.
La entonación en que van dichas pocas veces trasciende.
Ni la cara de la persona cuando lo hace.
Tampoco se ven las lágrimas cuando caen por un rostro silenciosas.
Es fácil pasar de la alegría de las bromas a la desazón de los malentendidos.
Siempre es lo mismo. Da lo mismo que nombre le pongamos a la página.
¡Somos tan diferentes !
Y es tan difícil ponerse en la piel del otro.
Adivinar si hoy ha sido un día malo o bueno.
No olvidéis que detrás de un nick hay siempre una persona que siente y padece.
Así que a pesar de que estemos aburridos de encontrarnos con quien se divierte a costa de reirse de los demás…
No cerréis puertas, por favor.
Sólo pido una oportunidad para mí y para todos aquellos que se animan a empezar.
Desde el principio de los tiempo leo lamentos por aquellos que han compartido conexión a nuestro lado y ya no lo hacen.
En nosotros está dar la oportunidad a que se rellenen esos espacios con otra gente lo mismo de válida.
Con este pensamiento me acuesto esta noche.
Una de tantas…
Pero hoy queda aquí plasmado.
Aunque dude una vez más…

Published in: on octubre 21, 2008 at 10:03 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , ,