Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos.

En esta vida on-line llena sobretodo de risas y bromas, hay momentos en que un click hace que todo cambie y sin saber ni cómo ni porqué las lágrimas cobardes asoman a competir con las risas.

Hoy es una madrugada de esas en que me es imposible retirarme sin dejar esta pesada carga en algún lado.

Un enorme corazón que por mucho que intento arropar siempre hay quien sin quererlo o sin saberlo lastima. No los culpo, yo todo lo hago con la mejor intención posible. El resto seguro que actúa del mismo modo.

Malentendidos unas veces, encontronazos en otras, silencios… siempre me duele sobre todo el silencio porque creo que hablando siempre podemos acercar posiciones.

No quiero que nadie lastime a mi indefenso corazón por eso lo protejo contra viento y marea.

¿Me acusas de ser esquiva, despegada y mil calificativos parecidos?

Pues esta es la única razón.

Esas lágrimas que pocas veces son capaces de ganarme la batalla cuando yo llevo el mando, delante de esta pantalla líquida… siempre triunfan.

Nada que no se pueda solucionar con un par de tiritas y unas horas de sueño.

Buenas noches ozú!

Anuncios
Published in: on julio 27, 2012 at 2:18 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , , , ,