Esa hoja caduca que todos los años se deja caer ante mi con ironía.

Tanta

Es sorprendente la terquedad de esa hoja que a pesar de caer una y otra vez, víctima del capricho de la madre natura, vuelve de nuevo a intentarlo año tras año. Y yo con ella sigo el mismo camino. Y, tal que ayer, vuelvo mis ojos a su contorno, viéndola de nuevo desfallecer. Aún así soy incapaz de pensar que no es de nuevo ella, que se asoma y que se esconde. Al igual que yo voy y vengo día tras día por el mismo camino y repito el gesto de elevar mis ojos a su morada habitada unas temporadas y otras ausente. Hoy, sin darme cuenta, le he comentado en voz alta:

-“Es desesperante la rutina, amiga.”

Mientras mi venerada compañera curvando su borde hacia arriba, pizpireta y a la vez exhausta, ha caído a mis pies.

Anuncios

La independencia siempre fue mi deseo; la dependencia siempre fue mi destino.

Principio de Emergencia: Si mantienes la calma cuando todos pierden la cabeza, sin duda es que no has captado el problema.

Cuatro de la tarde, de un día cualquiera de un domingo cualquiera…

Suele ser un momento desesperante sobre todo cuando el buen tiempo se encarga de tentarnos con otras opciones, más apetecibles que la de conectarse a un mundo que no existe.

Y digo suele ser…

La pantalla de registro siempre se me ha antojado como un gran tobogán por el que te deslizas sin frenos hacia la incertidumbre de no saber con lo que te encontrarás.

Diecisiete participantes…

¿Estoy soñando?

Lo habitual es que aparezca en un desierto del cibersahara o en alguna pequeña isla apenas habitada por unos cuantos sobrevivientes que como yo han sucumbido a las tentaciones del destino.

Lo primero saludar, requisito de cortesía siempre que se accede a un sitio público…

Mi saludo casi se pierde, hay demasiada tensión en el ambiente como para recaer en que alguien nuevo se incorpora al grupo.

Las palabras pasan silbando a mi alrededor como certeras flechas directas hacia la diana.

-“¿Qué pasa?”

+”No sé, llevo un rato leyendo y aún no me he enterado de nada.”

-“¿Un rato? ¡Yo llevo más de cuatro años así!”

Nunca he entendido que las diferencias personales tengan que limarse en público.

Puedo entender que unas personas te sean más afines que otras, pero hasta tal punto de involucrar al resto en esas pequeñas desavenencias… nunca lo acabaré de asumir.

Problemas de convivencia que enrarecen el ambiente y que inconscientemente te exigen posicionarte.

Mantener la independencia es una actitud poco valorada en estos casos.

Imagino que en ambos frentes tendrán sus razones y por eso las defienden con tanta pasión, pero a mis ojos son tan validos unos como otros.

Me alegro cuando me los encuentro y trasmito mi alegría con mi saludo y me entristece saber que se desconectan y que nunca sabes a ciencia cierta cuando te los volverás a cruzar.

La virtualidad tiene esos caprichos…

Intento comprender sus razones, olvidando que el enemigo es amigo para mi.

Imaginándome que me hablan de un desconocido.

Alguna vez he intentado interceder, pero cuando no hay intención de acercar posiciones, es inútil, lo único que logras es los rivales acaben odiándote a ti.

En finsss, más de lo mismo.

Les tengo tanto cariño que me es imposible desaparecer.

Y por eso vuelvo a tropezar una y otra vez con la misma piedra.

Lo siento, pero es superior a mi.

Aunque muchas veces se nos olvide detrás de cada nick hay una persona que siete y padece.

Unas veces se exterioriza con letras y otras se ahoga en los silencios.

Me despido con esta idea:

“Si el problema tiene solución, preocuparse no vale de nada y si el problema no tiene solución no vale de nada preocuparse”.

¡Qué fáciles son las teorías!

Published in: on julio 27, 2011 at 2:43 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

La soledad es el regalo que obtenemos al seguir un camino distinto al concepto de nuestras vidas.

holding_hands

La soledad y la libertad caminan de la mano.


Un día tendiste tu mano para ayudar a la mía a caminar…
Yo la acepté sin dudarlo, sin pensarlo, no me gusta la soledad del camino cuando no tienes junto a quien caminar.
El camino se hace largo, dice Revolver:

“No busqué jamas un dios para rezar o en que
creer ni siquiera una aventura que contar no
busqué mujer a la que engañar o que
creer sólo quise una autopista que cruzar

El camino se hace largo el camino se hace duro
cuando no hay nadie contigo al caminar las
distancias son eternas y los días infinitos y si
el sol sale o no sale te da igual

Uh, uh, destino tú que sabes ir ven y
llévame uh, uh, destino de los cielos al
infierno en un amén.

Pero a veces unas cuantas, uno tiene que partir
sin saber muy bien cual es la dirección por
que el caso es agarrar en marcha el próximo
tren aunque sea en el ultimo vagón

Uh, uh, destino tú que sabes ir ven y
llévame uh, uh destino de los cielos al
infierno en un amén”.

Hoy esa mano aprieta más de lo que me es posible soportar.
Y sintiéndolo mucho… tengo que retirar la mía, porque me duele más su apretón sin motivo que el daño que me hace estar sola.
La soledad siempre ha sido mi compañera de viaje de uno a otro andén.
No sé donde estará mi próxima estación.
Quizás seas tu mi destino, hasta entonces…
Buen viaje!

Published in: on junio 10, 2009 at 12:56 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Hoy tengo tiempo de darle tiempo al tiempo.

Tic,tac.

Tic,tac.

El tiempo continua imparable, lo mismo da si el capricho del destino nos da o nos quita una hora a nuestras vidas.
Bueno para ser sincera, diré que no es lo mismo.
El que ahora sean algo más de las dos ,en vez de algo más de las tres… me permite refugiarme entre estas letras antes de conciliar el sueño.
Es raro que disponga de tiempo y que no sepa que hacer con él.
Un regalo del destino.
La cosa… es que me ha pillado con la mente en blanco y el reloj derritiéndose ahí arriba tampoco sugiere mucho.
No me gusta hablar de cosas tristes, a no ser que mi estado de humor no me deje otra opción, que es uno de los motivos que hace que el ciberespacio este lleno de melancolía.
Es curioso quien nos iba a decir, hace unos años, cuando se empezó a emplear la palabra internet, que hoy nos íbamos a encontrar siendo usuarios de un fenómeno que, en aquel entonces era tan impreciso de describir y tan difícil de ententer.
Yo miro mi pantalla y el delgado cable que me une con el ciberespacio y se me abren los ojos como platos, como a través de unos hilitos puede conectarse tanta gente y darse un intercambio de información tan descomunal.
Dependemos demasiado de la red me parece a mí, tanto que si el sistema cae y falla se paraliza la actividad de una manera abochornante.
Por lo demás yo uso y abuso del invento sin tener mucho conocimiento.
El que me da el probar y equivocarme repetidamente.
En eso tengo que agradecer el Sr. Gates el esfuerzo por hacer sencillo el acceso a la informática de la gente que como yo, no tenemos ni repajolera idea de la mayoría de las cosas.
Pero a veces me entran ganas de hablar de cosas, que pienso que no son fáciles de entender fuera de este entorno y por eso es, que abro una nueva entrada y las voy anotando.
Lo de hoy es una excepción.
Hoy sólo es tiempo lo que incorporo.
Porque no quiero recurrir a una canción o un vídeo.
Porque no quiero malgastar palabras en describir un día que no quiero recordar como tal.
Tan sólo quiero que mañana amanezca…
…más pronto que otros días y el sol sepa iluminar mis ojos como no pudo ayer.
Y la noche vendrá también antes.
Los largos días de verano cálidos han llegado a su fin.
No quiero que este hecho nos entristezca la mirada.
Ayer fue un día gris.
Mañana seguro que sé redescubrir mil colores en pequeños detalles.
Para ti seguro que ya es Domingo…
Si eres tan amable…
Déjame un pequeño detalle de color …
¡¡Tengo que reunir mil para mañana!!
Hasta mañana…

Published in: on diciembre 4, 2008 at 1:40 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , , , , , , ,